Jueves 21 Septiembre 2017

La Biblia y nuestro lenguaje cotidiano: venderse por un plato de lentejas

platodelentejas

Muchas veces hacemos usos de refranes y máximas sin tener claro el origen de las mismas. Las sagradas Escrituras son la fuente original de miles de estas expresiones. Nos daremos a la tarea de ir explicando algunas, comenzamos con ‘se vendió por un plato de lentejas’.

 

Isaac e Ismael fueron hermanos, ambos hijos del patriarca Abraham, cuando fueron adultos procrearon a sus hijos, pero resulta que la mujer de Isaac, Rebeca, era estéril, por lo tanto oró con devoción a Jehová que hizo la gracia de que Rebeca quedara encinta a los 40 años.

El embarazo fue de un par de gemelos, mismos que luchaban desde el vientre de su madre, Rebeca, afligida, preguntó a Dios el motivo e incluso se cuestionó para que seguir viviendo por tanto dolor que sufría.

Jehová respondió a las dudas de Rebeca y le dijo:

Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor”. Génesis 25:23

Pues bien, los gemelos nacieron y Esaú fue el primero, era vigoroso, después vino Jacob, que nació agarrado a la pierna de su hermano para no hacer esfuerzos, ese fue el carácter futuro de ambos, Esaú un hombre trabajador y Jacob un hombre desdeñoso.

Chequen como no los narra la Biblia:

27 Y crecieron los niños, y Esaú fue diestro en la caza, hombre del campo; pero Jacob era varón quieto, que habitaba en tiendas.

28 Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba a Jacob.

29 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado,

30 dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.

31 Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura.

32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?

33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.

34 Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Génesis 25

Queda ahí la explicación de la frase referida al principio y la conclusión es que cedemos algo valioso, como la dignidad, a cambio de nada.

Espero hayan disfrutado el tema y lo reflexionen, nos vemos la próxima.

Diálogos con ‘El Negro Cruz’

Rafael ‘El Negro’ Cruz

Video de la semana