Sábado 16 Diciembre 2017

La Semana Mayor narrada desde La Biblia (1)

domingo-ramos-entrada-palmas

Diálogos con Rafael ‘El Negro’ Cruz

Ya hemos comentado el tópico en otras ocasiones y lo reitero, hay que leer, escudriñar las Sagradas Escrituras, es la fuente original de la palabra del Señor.

A propósito de las Semana Mayor, me permito recuperar algunos textos bíblicos que nos hablan del acontecimiento, espero les sean de utilidad, iniciamos con el Domingo de Ramos desde la visión de Mateo 21: 1-17:

La entrada triunfal en Jerusalén

Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos,

Diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.

Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará.

Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:

Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna,
Sobre un pollino, hijo de animal de carga.

Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó;

Y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.

Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino.

Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: !!Hosanna al Hijo de David! !!Bendito el que viene en el nombre del Señor! !!Hosanna en las alturas!

Cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, diciendo: ¿Quién es éste?

Y la gente decía: Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea.

Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas;

Y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó.

Pero los principales sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y a los muchachos aclamando en el templo y diciendo: !!Hosanna al Hijo de David! se indignaron,

Y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman, Perfeccionaste la alabanza?

Y dejándolos, salió fuera de la ciudad, a Betania, y posó allí.

Video de la semana