Lunes 21 Agosto 2017

La verdad nos hará libres

laverdadnosaralibres

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:31-32

Uno podría pensar que si algo ocurre una, dos o hasta tres veces, podría tratarse de una casualidad, pero para el caso que revisamos, no hay la menor duda: Andrés Manuel López Obrador está empecinado en utilizar la palabra de Dios para hacer proselitismo político, lo cual, como ya lo dijimos en una colaborar anterior, es un despropósito, es sacrílego.

En uno de sus estupendos ensayos, el historiador Enrique Krauze definió al tabasqueño como el ‘Mesías tropical’ y la verdad sea dicha, la analogía no pudo ser más acertada, porque el señor López, en su auto idolatría, se considera un ‘Salvador’.

Ya lo comentamos, la madre de Andrés, doña Manuelita Obrador González, fue devota de la Iglesia a la que yo pertenezco, la Adventista de Séptimo Día, por lo cual considero que la educación religiosa que dio a sus hijos fue apegada a las Sagradas Escrituras.

Sin embargo, el popular político parece haberse apartado de los designios divinos y camina por senderos equivocados, al pretender confundir a sus seguidores con las parábolas de Jesucristo

En este sentido, la más reciente de las grandilocuencias expuestas por el tabasqueño, se dio en el contexto de la pasada jornada electoral en el Estado de México, cuando en un video difundido por las redes sociales el domingo anterior, afirmó que la candidata de Morena a la gubernatura, la profesora Delfina Gómez, había resultado ganadora de la contienda, contrario esto a lo que había diagnosticado el conteo rápido del Instituto Electoral del EDOMEX, que daba una ventaja al señor del Mazo.

Así pues, López volvía a su viejo artilugio, yo soy el poseedor de la verdad y me tienen que creer y por lo tanto: la verdad los hará libres…¡qué barrabasada!

Como citamos al principio de esta reflexión, la expresión que nos ocupa fue realizada por El Salvador, el Hijo del Hombre, en una alocución que mantenía con los fariseos y los escribas, que buscaban por todos los medios a su alcance hacer caer en contradicción al verdadero Mesías.

La referencia nos la hace el apóstol Juan en el Evangelio por él escrito, no sobra recordar que Juan era el discípulo amado, el que por encargo del propio Jesús, se hizo cargo de los cuidados de María, en suma, uno de los discípulos más enterados.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, lo que en específico refiere Jesús de Nazaret, es que aquellos que permanezcan en el conocimiento y respeto de las ordenanzas de Dios conocerán la Verdad y que este apego a las Sagradas Escrituras los hará libres.

Para comprender mejor, volvamos a revisar lo que nos instruye Juan 8:33-36:

“Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”.

En conclusión, seremos libres cuando sigamos los mandatos del Todopoderoso por muy extraños que nos parezcan, de no ser así, seremos esclavos del pecado, esta es la verdadera parábola que Jesús dijo a los fariseos en el Templo.

Desde luego, nada que ver con campañas políticas ni resultados preliminares.

Ojalá todos entendiéramos que con las cuestiones de Dios no se juega, por más que supongamos que lo hacemos en el nombre del pueblo.

Diálogos con "El Negro Cruz"

  • 1
  • 2
  • 3

Iglesia Adventista

  • 1

Video de la semana

Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado con nuestros envíos semanales.

Cultura

  • 1